Recetas

Medir una taza de quínoa y lavarla muy bien, se puede poner en un colador fino directamente bajo el agua o verterla en una fuente y después colar. El objetivo es eliminar la saponina, una sustancia que recubre los granos y que son los responsables de su amargor. Dejar que escurra el agua.

En una olla poner un poco de aceite y tostar la quínoa lavada por un minuto o hasta que se evapore el agua. Añadir agua hirviendo o caldo, por cada taza de quínoa hay que agregar 2 tazas de agua o caldo. Se puede agregar sal o cualquier otro condimento para sazonarla. Cocinarla durante 15 minutos a fuego bajo, con la tapa puesta. Después de eso apagar el fuego y dejar reposar 5 minutos aún tapada. Está lista para servir.

Se puede consumir caliente como acompañamiento o dejar enfrías y prepararla como ensalada junto a vegetales.

Rendimiento: 1 taza de quínoa cruda equivale a 3 tazas de quínoa preparada.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *